Amanda Seyfried habla de su maternidad y sus problemas mentales

Los Ángeles .- En lugar de optar por una ceremonia tradicional, multitudinaria y, de alguna forma, presidida por un vestido de novia espectacular, la actriz Amanda Seyfried y su ya marido Thomas Sadoski decidieron darse el ‘sí quiero’ hace ya un año con una boda lo más discreta y sencilla posible y organizada en cuestión de días. Pero la principal razón que se esconde tras esas prisas, como ha revelado ahora la intérprete, no residía tanto en sus ganas de sellar su historia de amor lo antes posible, sino en hacerlo de forma previa a que el mundo se volviera “loco” tras la elección de Donald Trump como presidente de Estados Unidos.

“Fue una de esas decisiones precipitadas que empezamos a tomar cuando Trump fue elegido presidente. El mundo se estaba volviendo loco y me dije: ‘Esta es una pesadilla de la que quizá nunca nos despertemos’. Si ese es el caso, vamos a casarnos”, ha asegurado la protagonista de ‘Mamma Mia’ a la revista Elle.

Pero más importante todavía que su enlace de emergencia con el también actor fue el debut en la maternidad que Amanda protagonizó en mazo de 2017 con el nacimiento de su hija, de la que de momento se niega a desvelar su nombre y a la que atribuye la dosis de fortaleza adicional que ha ido ganando a lo largo del último año.

“Las cosas están mejor ahora que soy mayor, mucho mejor que durante mi adolescencia. Ahora que estoy en mis 30, la gente me trata con más respeto, confía más en mí y en mi criterio, hasta en mi puntualidad. Ahora que tengo una niña soy más responsable también, creo que al ser madre he aprendido a no darle tanta importancia a esas cosas que suponen una pérdida de tiempo”, ha aseverado. Agencias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *